¡Bienvenid@s a "De Ibiza al Delta del Ebro"

El blog de una isleña fuera de su isla. Desde aquí me gustaría enseñaros un poco más de Ibiza y también del maravilloso lugar en que vivo desde hace cuatro años, el Delta del Ebro.

De camino aprovecharé para dar a conocer algunos lugares, unos bastante desconocidos, y otros no tanto, pero realmente preciosos que he ido conociendo durante mis viajes.

Gracias por vuestra visita

martes 4 de mayo de 2010

Ibiza, no solo playas.

Es cierto que las playas de Ibiza son la mayoría de ellas paradisíacas y que la fama de sus discotecas y su vida nocturna es conocida internacionalmente, pero la isla encierra muchos más atractivos dignos de conocer y visitar.
Muchos han sido los pueblos que han conquistado y habitado la isla de Ibiza, púnicos y fenicios, romanos, árabes… Todos se sintieron cautivados por  su luz brillante, la pureza de su cielo y  la transparencia de sus aguas. Tras la reconquista cristiana en 1.235, la isla fue rodeada de torres defensivas de piedra desde las que otear el horizonte para evitar los ataques de piratas. La población, alertada por los vigías, abandonaba entonces sus casas de campo, y corrían a refugiarse al interior de las murallas de la ciudad o a las iglesias fortificadas de los pueblos.


La fusión de culturas y esa necesidad defensiva,  han legado a Ibiza un patrimonio arquitectónico propio y único, muestra de ello son  los pueblos de la isla, con sus iglesias fortificadas, el poblado de Sant Llorenç de Balàfia, las casas payesas repartidas por el campo o los pozos de origen árabe. Los yacimientos arqueológicos abundan en la isla, tanto cartagineses y romanos como  árabes, como muestra  el santuario de es Culleram, en Sant Vicent de Sa Cala, dedicado a la diosa púnica Tanit, la necrópolis de Puig des Molins o el poblado fenicio de Sa Caleta.


Las visitas al  museo Arqueológico, al centro de interpretación de Madina Yabisa, ambos en  D’Alt Vila o al museo  Etnológico de Santa Eulària ayudarán a entender y conocer mejor la riqueza histórica de Ibiza.
Ibiza ofrece una amplia riqueza cultural, recordad que D’Alt Vila con sus Murallas, el poblado fenicio de Sa Caleta y los fondos marinos de Poseidonea, fueron declarados por la Unesco en el año 1999, Patrimonio de la Humanidad.